Municipio:

Los textiles realizados en telares de cintura, inundan de belleza los Altos, las tierras de tzotziles, tzeltales y tojolabales. Llenos de simbolismos, que hablan de parejas fundadoras, santos, animales intercesores o universos cuadrados. Se pueden encontrar, esencialmente de algodón y de lana, en el uso diario, vistiendo imágenes sagradas o la venta en puestos de las ciudades o a la vera de los caminos.

Cada detalle de la tela representa parte de un universo conceptual de raíz prehispánico, motivos florales, zoomorfos y antromorfos, unidos entre sí, dejan entrever la posesión de un significado especial que los hace irrepetibles y únicos. Cada prenda de Tenejapa, Chenalhó o Larráinzar, lleva grabada una historia propia; los colores rojo, amarillo, azul, verde o blanco predominantemente, tienen una estrecha relación en la visión regente del cosmos del universo y de su formación.

Son notables también los textiles de Amatenango del Valle, San Bartolomé de los Llanos (Venustiano Carranza), Aguatenango, Zinacantán, Bochil, Ocosingo, Chamula, Las Margaritas, y en las montañas del norte. Chiapa de Corzo, emblema no solamente de la riqueza cultural de esa ciudad, sino también identificados con la esencia misma de lo chiapaneco, merecen especial mención los bordados de este lugar